Categoría

Crónicas

madridista

Abel Eduardo, el madridista

Supersticioso confeso, se persigna cuatro veces antes de comenzar cada partido y luego besa su anillo. Le confiere diferentes poderes a cada una de sus camisetas del Madrid. Una funciona para que marque Ramos, otro para los clásicos, otro para las finales.

la bolita el estornudo ok(6)

Los hijos de la fortuna

Los listeros se mueven en motos y bicicletas. Es una estrategia que han establecido para evitar que los policías los detecten y los paren. Todos los días cambian el lugar donde le entregan el dinero recaudado a los mensajeros. Yasmany lleva 12 años en el negocio y nunca ha entregado en el mismo sitio.

Polloalaguayaba

La Feria donde venden libros

La verdadera feria es la periférica, la que se desarrolla fuera, la que no tiene libros, la de ir a finiquitar el pollo frito crocante y la soda sentándose a una mesa de plástico.

Foto: David Ramos Casin.

Boteros en La Habana: la interminable cruzada del transporte

La corrupción en el sistema de transporte cubano es terrible. El litro de petróleo, que cuesta 1 CUC en las gasolineras, ya sean Cupet u Oro negro, se podía encontrar en la calle desde 5 hasta 8 pesos cubanos. Actualmente, con la disminución de la cuota de combustible a las empresas estatales, su precio ha subido a 12 o 15 pesos cubanos, cuando aparece.

Foto: Yander Zamora

Casa nueva

Se llama Juan, tiene 80 años, y en Maisí, Guantánamo, está uniendo con soga unos tabiques grandes de madera para hacer una casa.

Tania Bruguera / Foto: Cortesía del entrevistado

El performance nacional

En la tarde noche del 29 de diciembre, después de tres días de reuniones, gestiones y un total de ocho horas en la oficina de Rubén del Valle, Tania siente temor por primera vez. Sale a caminar por La Habana, un tanto desconcertada. El performance se ha anunciado para el día 30 a las tres de la tarde, pero ya algunos amigos le han advertido que no la dejarán llegar.

Cubanos varados en Nuevo Laredo / Foto: Cortesía del autor

Forasteros transitorios

El sábado 21 de enero en Nuevo Laredo había poco más de 200 varados. El pasado miércoles 25, la cifra rondaba los 300 cubanos. De ellos, once eran niños de entre seis meses y trece años. Reportes de la prensa local refieren que hoy la cifra asciende a 350 personas.

Close