Moloch, Leviatán y otras cruces. Foto: M.

Días de coronavirus (XL)

Amaneció un día de perros, pero un dolorcito nuevo aquí abajo en la ingle me puso de un humor excelente, porque aunque constante no se rebajaba a la temible militancia de la punzada. Es lo que tiene la hipocondría, que…

La calle es de los revolucionarios, dice Bruno. Foto: M.

Días de coronavirus (XXXIX)

Pasé la mañana ordenando libros por enésima vez, porque era una manera bonita y parecía que también útil de hacer que el domingo pareciera un domingo. Los libros últimamente no me quedan muy bien puestos que digamos cuando los manoseo,…

El público cautivo también es público. Foto: M.

Días de coronavirus (XXXVIII)

Bajamos con Bruno a primera hora. Anunciaban lluvia y no queríamos desaprovechar el rato de paseo sobre el suelo seco. La inminencia de la lluvia había traído a las gaviotas hasta Gràcia, como cada vez, para tormento de las palomas….

Anna, Emma et al. Foto: M.

Días de coronavirus (XXXVII)

Amanecí con un fuerte dolor en una muela.  La leve hinchazón se me palpaba y veía en la mejilla. Se me puso jeta de ese Weinstein, de quien dieron cuenta sucesivamente el #MeToo y el #Covid-19, un tipo con el…

Bruno, después de K. Foto: M.

Días de coronavirus (XXXVI)

Por la mañana, duchado y animoso como un recluta el día de pase, estuve corrigiendo las cartelas de la exposición dedicada a Tarkovsky que mostrará el Museo Ruso de Málaga cuando vuelva a abrir las puertas y viendo los detalles…

Los pueblos, los barrios, la prisión. Foto: M.

Días de coronavirus (XXXV)

La esperanza de que un aumento significativo de la temperatura y la humedad ayuden a neutralizar el virus, poniéndole más difícil su éxito de contagio, va ganando asiento científico. De modo que ahora miro también con ansia esos números. Los…

Zuleijá traducida dos veces. Foto: M.

Días de coronavirus (XXXIV)

Leí un rato en la cama antes de ponerme en marcha y tomar el camino más largo que puedo hacer en el confinamiento: los 35 pasos que separan mi cama de la lavadora. Pasos cortos y dos de ellos, al…

Legado, un fragmento. Foto: M.

Días de coronavirus (XXXIII)

Anoche la peste se llevó a Víctor Batista. Lo vio M. en el teléfono al abrir los ojos esta mañana. Me despertó y me lo dijo. Eran las siete y media y en Barcelona llovía. No por dolorosamente anticipada -llevábamos…

Un hombre, un sofá. Foto: M.

Días de coronavirus (XXXII)

Anoche soñé que iba en bicicleta calle abajo, apartaba las manos del manillar y saludaba a los vecinos que habían salido al balcón a vitorearme. Después estuve un rato pedaleando en el balcón en la bicicleta estática. Bien sujeto al…

Un diorama en el rincón. Foto: M.

Días de coronavirus (XXXI)

Desayuné helado. Es ese un placer que solo me concedo en vacaciones, cuando compro en Miami esos helados de mamey de la marca Valentini, falazmente italiana, y me convierto en un niño. Pero hoy, a la espera de las cifras…

Close