La lectura, esa embriaguez / Foto: M. / Días de coronavirus

Días de coronavirus (XII)

Y no, no es que no tengamos comida. Todavía nos queda pollo, chuletas y filetes de pescado para alimentarnos durante un par de semanas. Pero ya se echa de menos la verdura y la fruta frescas…

Svetlana y Chernobyl / Foto: M.

Días de Coronavirus (X)

Se me terminó la mermelada de higos. Hoy desayuné una tostada con aceite de oliva y una taza de té. La actividad de los gimnastas en la azotea de enfrente indica que tienen mejores provisiones que nosotros. Si esto fuera…

Foto: M.

Días de coronavirus (IX)

En el hemisferio norte, en una de cuyas provincias más pintorescas estoy confinado, hoy comenzó la primavera. El reloj marcaba las 04:50 en mi dormitorio cuando se fue el invierno y a esa hora yo probablemente soñaba con un apocalipsis…

Foto: M.

Días de coronavirus (VIII)

No deja de ser curioso que sea en El Estornudo que yo escriba estas crónicas desde el confinamiento. Digo, porque estornudar no es uno de los síntomas más evidentes de haber contraído el virus, como sí lo son la tos,…

Apartamento de Joseph Brodsky en San Peterburgo

Días de coronavirus (VII)

Pascal escribió que la mayoría de los problemas que se buscan los hombres les ocurren por no saber estarse quietos en una habitación. Y, sin embargo, Joseph Brodsky vivía en una media habitación y ya sabes los problemas que se…

la Iglesia de la Mercé, Barcelona.

Días de coronavirus (VI)

Cuando desperté esta mañana llovía y me pregunté si la lluvia alejaba o multiplicaba el virus. Me vino a la mente la voz «miasma», tan decimonónica, tan esponjosa, tan propia del miedo de los hombres a la muerte que acecha…

Foto: M

Días de coronavirus (V)

Me conmueve y a la vez me electriza saber que pasaré junto a Grossman estas semanas de confinamiento. Tal vez él sea mi única oportunidad de encontrar algún sentido en medio de toda esta insensatez.

Días de coronavirus (IV)

Hoy el confinamiento transcurre en domingo, aunque las jornadas resultan indistinguibles en las semanas de la peste. Dijo Ramón Gómez de la Serna que los domingos envejecemos más deprisa. Será por eso, por la frase sola o porque enuncie una…

Close