Categoría

Crónicas

Foto: d-cuba

Cubanos domesticando Internet

Los artífices de Nauta crearon su versión casera, la llamaron —no esperemos menos ocurrencia— Nauta Hogar. Entre diciembre de 2016 y febrero de 2017, recibieron gratis el servicio 858 viviendas del municipio Habana Vieja. Era parte de una prueba piloto antes de iniciar la comercialización gradual.

Ilustración: Frank Isaac García

Ernesto, el cazador

Los jineteros están por todas partes, sobre todo en las zonas turísticas y en los bares de moda, que proliferan en los últimos tiempos. Son verdaderos escuadrones armados a base de labia que han convertido su identidad cubana en una daga punzante que entierran en la carne de los extranjeros que aterrizan aquí en busca de ese ansiado dolor.

Foto: Claudia Barrientos

Siete historias de amor fracasadas

Cuando los quince me alcanzaron sin haber tenido novio, me volví sospechosa de ser homosexual. A la inseguridad que me generaba el hecho de no haber tenido novio se le sumó entonces algo peor: vergüenza.

El dorso de las profecías

Yo soy cubano nacionalizado en los Estados Unidos, lo que se dice cubano guion americano, pero en realidad es ahí donde yo vivo, sobre el guion, porque ambos países me son necesarios, claro, pero aun así no creo pertenecer del todo a ninguno.

Foto: Marita Pérez Díaz

El ecosistema Wifi

La reventa de tarjetas Nautas es considerada una actividad económica ilícita, y como tal es condenada según el artículo 228 del vigente Código Penal cubano.

Victoriano Concepción Meneses /Foto: Cortesía del autor

El regreso de Scarface (II)

“Las prisiones federales vienen siendo, para un cubano, como un hotel cinco estrellas. Podíamos cocinarnos, manipular hornos microwave. Nos vendían latas de troncho, de carne de res, jamón serrano, sardina, pollo deshuesado, prensado ¡Comida!”.

Victoriano Concepción Meneses /Foto: Cortesía del autor

El regreso de Scarface (I)

“A un gramo se le sacan varias líneas pa esnifar. Hay personas que hacen unas líneas grandes, otras las hacen chiquitas. Pero un gramo da para pasar bien bien un día entero. El efecto de una línea de coca puede durarte de treinta minutos a una hora, depende de la reacción que tenga el organismo”, cuenta Víctor.

Close