Colas en La Habana. Foto: El Estornudo