Jorge_Guiro Dominó

Pocos advierten su carácter simbólico, pero el dominó -como la ceiba, la palma real, la caña de azúcar, el ron, el tocororo- reclama su espacio entre los elementos de identidad nacional.

Es sin dudas el juego de mesa preferido en Cuba. Y aunque en muchos países se practica, y es tradición, pienso que el cubano ha impregnado en el dominó, como nadie, rasgos esenciales de su idiosincrasia: la gesticulación barroca, la bulla y el vértigo del habla popular, el ingenio del refranero, la familiaridad a toda prueba.

  • Jorge_Guiro Dominó

Más allá de los límites del juego, de ganar o perder, el dominó es un pretexto para la reunión social, un espacio de convivencia donde nos acercamos a la comunidad y enriquecemos nuestros días. El dominó no es un simple pasatiempo.

Texto y fotos de Jorge Guiro