El caracol gigante africano, un vecino más

autoridades sanitarias del país recomiendan agarrar al animal con guantes o trozos de nylon lo bastante grandes como para proteger toda la mano del contacto con la babosa, después echarle sal o cal viva y enterrarle muerto a más de 25 cm de profundidad.