(DES)CONECTADOS

El ascenso de SNet tiene mucho que ver con el hecho de que todavía en 2019 La Habana siga siendo una de las capitales más desconectadas de América.