• Trabajadores limpiando el suelo de residuos en la planta Ernesto Che Guevara. Foto/ Juan Cruz Rodríguez

Todos los cubanos hemos oído hablar de Moa alguna vez. Historias distorsionadas, pues muy pocos hemos estado ahí. Una pequeña ciudad en el extremo nororiental de la Isla, bendecida o maldecida por su riqueza minera. Posee el 34,4% de las reservas mundiales de Níquel y el 26% de las reservas mundiales de cobalto.

Establezcamos una hipótesis: si cada ciudad de Cuba fuera un territorio independiente, Moa sería sin duda la de mayor PIB per cápita, la más joven por media de edad, la de mayor cantidad de universitarios per cápita, así como la de mayor concentración industrial. También sería una de las ciudades más contaminadas, con mayor presencia de enfermedades, peor calidad de vida, y el mayor índice Gini de desigualdad, pues toda esa riqueza no se refleja en la mayoría de sus 75,000 habitantes.

Estas fotos narran un día en Moa, lugar de las Aguas.