La serie «Top Model» (o «Modelo») de Giulia Parisi, fotógrafa cubana basada en Roma, presenta un ramillete de escenas cotidianas que delinean la vida fuera de las pasarelas y las photo sessions de Nayvis Fernández, una de las modelos más solicitadas de la industria en Cuba.

La pregunta que aquí se responde es desde hace mucho tiempo universal: «¿Cómo será esta chica en la vida real?», nos hemos dicho todos al observar una portada de revista o uno de esos desfiles triunfantes del glamour.

En su web, Parisi cuenta que Nayvis vive en un apartamento en las afueras de La Habana, junto a su madre, su padrastro y su hermano. En los días en que fue fotografiada para esta serie, Nayvis alternaba hasta tres empleos.

Giulia Parisi. Top Model.

Giulia Parisi. Top Model.

Su día comienza a las 5:30 de la mañana, y luego debe tomar dos buses para llegar a tiempo al primero de ellos.

Nayvis sueña también con hacerse diseñadora de modas, y por ello ha trabajado en un atelier habanero durante más de un lustro. Cada mes su novio italiano le envía telas desde Verona.

A la salida del atelier, ella se dirige a La Habana Vieja para trabajar con adolescentes en un centro comunitario: sus clases de modelaje son las más concurridas del lugar.

Giulia Parisi. Top Model.

Giulia Parisi. Top Model.

Las fotografías de Parisi muestran a Nayvis, ensimismada, atareada, firme, lánguida, discreta, hermosa en diferentes puntos de esa otra fugaz pasarela que es cada día.

Finalmente, advierte la fotógrafa que «Top Model» es solo un capítulo de otro proyecto mucho más amplio y a largo plazo sobre el ámbito de la moda en Cuba: The Golden Cage (La jaula de oro).

  • Giulia Parisi. Top Model.
    Giulia Parisi. Top Model.

(Fotografías autorizadas por Giulia Parisi).