Es sábado en la tarde y Rodríguez está en la sala de su casa en short y sin camisa. Tiene un trago de ron en la mano. Ve un partido de la liga española de fútbol que transmite la televisión cubana junto a su primo y dos vecinos. A un par de metros del televisor hay una mesa de madera, en ella, una botella Havana Club 3 años con varios vasos de cristal, una lata de refresco de Cola y un plato plástico con chicharrones. También hay dos cajas de cigarros marca Popular, una de ellas con filtros.

Messi anota un gol para el Barcelona. Minutos después, la mesa retumba. Es el celular de Rodríguez que vibra y hace menear con cada timbre a la botella y los vasos de cristal. El plato con chicharrones ni se inmuta.

Rodríguez toma el celular y le mira la pantalla. Su rostro cambia. Se va al balcón y habla unas pocas palabras. Cuando termina la llamada, se va directo al cuarto. Sale con pantalón y pulóver puestos. “¿A dónde vas?”, le pregunta el primo. “Tengo que ir a trabajar, publicaron un artículo sobre Cuba en Internet y habla mal de Fidel”, le contesta Rodríguez.

***

Rodríguez no se llama Rodríguez y es un oficial del Ministerio del Interior aunque siempre viste de civil. Trabaja en un departamento de esa institución que prefiere no decir, pero que según él “se dedica a velar el ciberespacio cubano”.

“Nosotros no atacamos ni hackeamos las cuentas en las redes sociales ni los sitios webs, solo estamos pendiente de lo que se publica sobre Cuba en Internet. Lo que hacemos es revisar continuamente las matrices de opinión y en caso de que sean negativas, ripostamos con los cibercombatientes”, dice Rodríguez.

Diariamente, Rodríguez y su tropa se encargan de navegar y buscar las publicaciones más polémicas y subversivas relacionadas con Cuba. Cuentan con una lista que agrupa a los blogs, las agencias y medios de prensa extranjeros, los sitios webs de la prensa no estatal y los de la oposición, así como las personas naturales de interés en las redes sociales que son  “más insidiosas”.

Rodríguez tiene tres perfiles en Facebook. El real: donde no publica casi nada y que solo utiliza para no perder el vínculo con sus amigos que se han ido del país. Y dos falsos: “que con ellos defendemos las posturas de Cuba a quienes intentan denigrar la imagen de la Revolución”, dice el oficial.

En el último período ordinario de debates en el parlamento cubano, Maimir Mesa, Ministro de Comunicación, deslizó algo sobre el tema cuando dijo ante el plenario: “el desarrollo del sector debe convertirse en un arma para la defensa de la Revolución y para garantizar la ciberseguridad frente a los riesgos y amenazas de todo tipo”.

Luego añadió: “para lograrlo deberán implementarse un grupo de acciones, como instrumentar el sistema nacional de seguridad y perfeccionar los mecanismo de gestión”.

Según Rodríguez, denigrar la Revolución es “desde un post que critique alguna medida del gobierno, como por ejemplo la situación del transporte urbano, o el enjuiciamiento público de alguna de las figuras del gobierno cubano o cualquier comentario a favor de los Estados Unidos”.

Rodríguez, además, tiene dos cuentas falsas en Twitter, otra falsa en Instagram y una en Google plus, pero esta última nunca la ha usado. “Yo no tengo tanta actividad en las redes sociales pero mis subordinados sí. La mayoría de ellos tienen varias cuentas en cada red y están constantemente posteando. No se trata solo de responder, sino también de mostrar lo que es Cuba, dar a conocer nuestros logros, no hay que esperar a que nos den para dar”, dice Rodríguez y se niega a contabilizar la cantidad exacta de cibercombatientes que dirige.

Lázaro Benítez, oficial de la Dirección Técnica y de Servicios del Ministerio del Interior, dice: “Los cibercombatientes es hoy una de las principales misiones del país. Internet es un campo de batalla más y ahí tampoco podemos dejar que nos penetren”.

***

Los “guardianes” del ciberespacio cubano no solo existen en el Ministerio del Interior. La mayoría de las instituciones estatales cubanas también realizan la misma labor añadiéndole al objeto social de sus trabajadores la misión de “combatir” en Internet.

Sonia Cot hasta hace bien poco trabajó durante dos años en el Tribunal Supremo Popular de Cuba y fue una de los fundadores de la brigada de cibercombatientes de esa institución.

“Todo comenzó con una reunión donde escogieron a las personas más capacitadas políticamente y a los que tenían el conocimiento adecuado para poder limpiar la imagen de la justicia y los tribunales cubanos en Internet”, dice Sonia.

Cot también cuenta que los primeros escogidos fueron los jueces y que luego se fueron sumando algunos jóvenes, que los informáticos le facilitaron el acceso a Internet a los seleccionados y que después les entregaron unas listas con los medios de comunicación que más trataban el tema.

“Teníamos que hacer informes de lo que habíamos encontrado negativo en Internet y de cómo habíamos respondido. Me di cuenta que se dicen muchas mentiras de Cuba”, dice Sonia.

En el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) sucede igual. Ricardo Gálvez es anestesiólogo del hospital Calixto García y dice que desde principios de año “a todos los trabajadores de la institución nos han dicho que el estado cubano pide nuestra colaboración para combatir en Internet a los contrarrevolucionarios”.

Gálvez se refiere a una resolución interna de su ministerio emitida y que se filtró a la prensa internacional el pasado 31 de enero por Alfredo Rodríguez Díaz, director de informática y comunicaciones del MINSAP. En una de sus líneas, el documento dice: “Es misión de los activistas y cibercombatientes estar alertas ante la divulgación de noticias que puedan afectar a la Revolución”.

Otro de los objetivos de los cibercombatientes es insertarse en la llamada blogosfera cubana y desde allí posicionar mensajes alegóricos a la Revolución y participar de manera activa en los debates públicos que tienen lugar en ese escenario.

“No se trata solo de rebatir lo malo, sino de aportar y ayudar a los blogueros a no desvirtuarse, se trata de evitar por todos los medios de no mostrar al enemigo nuestro lado flaco”, dice el oficial Rodríguez, que a diferencia de las redes sociales, si mantiene actualizado con periodicidad un par de blogs en los que por ningún lado sale su verdadero nombre.

“Entre nosotros y el resto de las instituciones que trabajamos en conjunto en esta tarea del país tenemos decenas y decenas de blogueros insertados en la blogosfera”, dice Rodríguez.

***

En pleno verano en Cuba, Rodríguez siempre lleva un abrigo. O amarrado a su cintura o cruzado por todo el torso con un nudo en las mangas. Donde sea que trabaje, debe arreciar el frío. Dice que “todo se hace en una sala de navegación” y agrega que “no es la única del país”.

Raiko Hernández, quien formó parte de las brigadas de cibercombatientes de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), lo confirma.

Graduado en 2012 de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), academia fundada por Fidel Castro en 2002 como parte de una campaña política denominada “Batalla de ideas”, Raiko dice que “trolear era parte de nuestra universidad, no una asignatura, pero si un pedido de la dirección”.

Alina Entenza se graduó en la UCI y decidió quedarse impartiendo clases en la propia universidad. Lleva 4 años trabajando en uno de los claustros de profesores. “Hoy en Internet se libra una de las batallas más importantes de nuestros tiempos y nosotros en la UCI tenemos esa responsabilidad. Los cibercombatientes no son más que los nuevos revolucionarios cubanos”, dice Entenza.

Cuando Hernández cursó sus 5 años de carrera, la UCI no era la ciudad escolar deteriorada que es hoy. “Teníamos todas las condiciones, comida, tecnología, buenos dormitorios y estábamos descubriendo Internet. Lo que nos pidieran, lo íbamos hacer. Nos dieron una PC, conexión y nos dijeron: esto es una operación y cada dos días, al menos durante una hora hablen bien de Cuba y fájense con los que hablan mal. Para nosotros eso era un juego”, dice Raiko.

La UCI es una universidad diseñada para que sus 10 000 estudiantes produzcan softwares y servicios informáticos a partir de la vinculación de la docencia y el trabajo como modelo de formación. De ahí que cuente con decenas de laboratorios repletos de computadoras conectadas a Internet.

“Habían algunos laboratorios a los que no teníamos acceso y al que solo iban profesores y gente del Partido. Oí a varias personas decir que de esos laboratorios salían las directrices que el Ministerio de Comunicaciones ponía en práctica con la ciberpolicía”, dice Raiko.

Meses atrás, el cantautor Silvio Rodríguez sufrió un percance y publicó en su cuenta de Facebook: “Desde ayer en la tarde no tengo servicio de Internet personal. Coincidentemente han llamado a Ojalá -su sello discográfico- del Ministerio de Comunicaciones para informarnos que hemos sido seleccionados para una inspección. Nos han comunicados que además vendrán con la ORI (nos aclaran que  es una suerte de policía informática). Espero continuar el blog en breve”.

Más tarde agregó: “La interrupción de mi internet personal fue un cable roto que ya me arreglaron. Veremos en qué consiste la inspección a Ojalá y que nos dice la policía del ciberespacio….”.

***

En el debate sobre la tecnología y la informatización del país en el último pleno de la Asamblea Nacional, Miguel Díaz-Canel, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros y supuesto sucesor de Raúl Castro en febrero próximo, dijo: “los enemigos de la Revolución desarrollan una hostil campaña para presentar a Cuba como un país desconectado”.

Una declaración desfasada y, evidentemente, permeada por la retórica impostada y ancestral que históricamente ha embarrado de fango a los políticos cubanos. Los datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) demuestran que Cuba -isla de más de 11 millones de habitantes- sí es aún un país desconectado porque solamente acceden a internet de manera legal cerca de 4 millones de usuarios en la nación, además de que alrededor del 7.1 % de los hogares están conectados a la red.

No obstante, Díaz-Canel aseveró que “en 2016 la nación tuvo un crecimiento considerable en la penetración de internet de un 346 %, lo que expresa la voluntad política del Gobierno para avanzar en esta esfera, en un contexto complejo”.

Con esas cifras, el vicepresidente cubano no engaña a nadie. Sus números están sustentados por la reciente puesta en función de más de 630 salas de navegación y más de 370 sitios públicos con conexión inalámbrica WiFi.

Pero lo que Díaz-Canel no dijo y todos sabemos, es que ese salto cualitativo es una obviedad, cálculos que contemplan el inicio de un período donde no había nada y ahora hay un buchito. Y por supuesto, si se sacan cuentas al inicio de un proceso de alumbramiento, los resultados siempre serán los astronómicos números que solo apuntan en sus agendas y luego memorizan los asesores de los señores que gobiernan Cuba.

***

En una nación donde el salario promedio estatal de un ciudadano es de aproximadamente 740 pesos cubanos -equivalente a 30 dólares mensuales- y una hora de Internet cuesta 1.50 dólares en las zonas WiFi, cada mes Rodríguez tiene que informarles a sus superiores las personas naturales y los medios de prensa que más daño le están haciendo a la imagen de Cuba y los temas que tienen que intentar posicionar en las redes sociales con las distintas brigadas de sus cibercombatientes.

“Siempre la etiqueta de #Cuba es trending topic y está bien respaldada en las redes, ese es nuestro trabajo”, dice el oficial Rodríguez, sin aclarar que su vigilia, “su batalla en Internet”, es con el fusil potente que le ha otorgado gratis el estado para acribillar sin piedad a la libertad y a los desguarnecidos que separan cada céntimo de salario para comer, bañarse y ahora -2017- conectarse en un parque bajo un triturador sol o en la noche oscura.

Lo de siempre.

David contra Goliat.

26 Comentarios

  1. Una vision bastante naive del tema (vaya como casi todo lo que publican ustedes), no los critico hacen lo mejor qu pueden y por regla lo hacen bastante ameno pero la falta de informacion los mata y a sus lectores peor aun porque les creen a ciegas.

    Pero la verdad detras es mucho mas oscura mucho mas triste, a traves de su dicho programa de monitoreo tambien vigilan los comentarios de toda la diaspora y de vez en cuando tomas sus represalias…. que ni se diga de los que esta alla, bueno esos no escriben porque saben lo que pasa…
    sorry for any typo

  2. Hola Abraham, soy uno de los combatientes de los que hablas, pero como además de hacer mi trabajo, me quedan horas libres, aprovecho y trato de leer par de párrafos del bodrio este (y digo par de párrafos porque sinceramente, le doy una medalla al que se lea un trabajo de ustedes. ¿No han pensado escribir un poco más corto? ¿No conocen la primera regla del periodismo digital?) lo de bodrio ni lo pienso explicar, no es necesario.
    Hablando en serio ahora. Man, pertenezco a las filas de los periodistas que todavía están del lado de acá, es decir, de los medios «oficiales». Siempre le han puesto medallas a los que se van a otros «medios» (si es que se le puede tomar por eso), por haber tenido la «valentía» de renunciar a los medios oficiales para empezar algo propio, o unirse a algo que ya está creado. Siempre me pareció más cobarde abandonar el barco para irse a escribir a medios como en el que estás ahora. Lo valiente es quedarse, combatir desde este lado. Tu salida es muy fácil man. Y te digo, te aplaudo, porque más que valentía, lo merecedor de premio es la decisión, pero te repito, tu salida es muy fácil. Te digo todo esto, para que tengas una idea de con qué tipo de persona tratas. Ahora, voy a contestar a tu post real.
    El supuesto ejército de troles del que hablas, de existir realmente (yo nunca lo he visto, a mi nunca me han cogío pa eso), hace lo mismo que hace todo tu club de fans (y ni hablar del de Carlos): compartir, refutar, comentar sus artículos, si se aparece alguno de los cibercombatientes de los que hablas. Y lo hacen por lo mismo que lo hacen esos supuestos combatientes, solo que las dinámicas son diferentes, o diría más bien, la prostitución. No! Tranquilo, no te voy a hablar de imperio, bloqueo ni ninguna talla chea de esas. Los cibercombatientes reciben máquinas y conexión, ustedes reciben adulación y mamadas de todo el corito ese que se moja en Facebook cuando alguno de ustedes publica un mojón de estos. Que te digo con toda sinceridad, escriben muy bien (Carlos, el resto, solo es chanchullero), pero man, pa leerse las 48 páginas que tiene cada trabajo en la “Coriza” esta, hay que estar aburrido. Por eso dudo que las muchachitas (algunas féminas, otros mariconcitas), alaben —con propiedad— algún trabajo de estos alguna vez, y si lo hacen, definitivamente hay que botarlas de sus centros de trabajo, porque evidentemente, no pinchan entre Facebook y la “Gripe” de Carlos.
    Tranquilo, que no soy uno del ejército de troles. Solo soy un trol, a secas, que decidió (como tú), meterse de una vez por todas en el estornudo, y responderte por toda la mierda que hablas en Facebook. Así de paso también coge Carlos, el mejor bolígrafo de la república y el tipo más feo de la república; ya puede escribir bien porque coño, mi hermano, que feo es, yo él me suicido en defensa propia. Por cierto, tuve su primer libro. Álgebra pura, cálculo 3 con Teoría de la Comunicación sería más interesante de leer. Tal vez tenía razón Chavarría aquel día que dijo que antes de los 30 no había nada interesante que escribir. Nada, nos vemos, que les vaya bien el negocio de las mamadas, porque cobrar, no cobran ¿no?
    PD: Man, en Cuba hace rato se es consecuente con su sexualidad, salga del closet, si no le han dicho nada por lo que escribe, menos le van a decir por lo que se mete.

    • Ja ja jaaaaaa, o sea cibercombatiente, homofobico y desubicado,de tu comentario lo unico que saco es que estás medio obsesionado con Carlos, que ni viene al caso, y lo mencionas y lo mencionas hasta el cansancio, y que probablemente seas una máquina programada para escribir comentarios, porque de lo contrario no entendí ni papa lo que hablabas, co-he-ren-cia¡¡¡¡¡

    • Cibercombatiente:
      Que triste que quienes pretendan refutar o criticar algo lo hagan de la forma en que lo haces. Si a lo que llamamos Revolución o proyecto alternativo, para actualizar el discurso y hacerlo parecer moderno y evolutivo, aunque la esencia no lo sea, solo le quedan defensores como tú, bien jodidos estamos. Homófobo, envidioso y poco tolerante al disenso y la madurez de pensamiento; eso es lo único que dejas ver con un comentario tan tonto y superficial. Estudie para que a la sociedad le quede algo de esperanza.

    • Antes ustedes un claro ejemplar del «hombre nuevo» que tanto preconizó el asesino Guevara. Acéfalo y obediente, forma parte de esos horrores del castrismo, uno de tantos esclavos a los que envian, ciegos y maniatados, a defender y besar sus cadenas. Homofóbicos e intolerantes por naturaleza, tienen la calumnia y la ofensa como únicos argumentos.

      Una buena lectura es como un buen vino, así que «largo» o «corto» son términos relativos. Nada malo hay en extenderse cuando hace lugar, sobre todo cuando se explican las fechorias del gobierno robolucionario. Y el autor hizo exactamente eso, fuiste tú quien escribió mucho pero nada dijo; ofensas y cero argumentos, ni siquiera bien redactados. Los periodistas que vendieron su pluma al castrismo por lo menos se toman la molestia de argumentar lo que ellos creen está bien y son consecuentes. Leyendote encuentro al trol mas no al periodista, aunque no hay sorpresas alli: Eso te «orientaron» que debias hacer y decir, como al resto, ni siquiera en eso tienes libertad de decidir, solo estas autorizado a opinar en el estrecho margen robolucionario, y nada mas.

      Bodrio? Acaso te refieres a los panfletos JR, Granma o cualquiera de sus clones? Por si no lo sabes, el fruto de tu trabajo en Cuba, estimado periodista, muchas veces viaja directamente del estanquillo al excusado, y solo alli se vuelve útil. Te puedo garantizar que son las publicaciones mas leidas por el tercer ojo de incontables [email protected], si es que pueden comprarlo. Es casi poético, usar un papel impreso con M para limpiarse la M. La diferencia es que los autores independientes -como al que aquí ofendes- son LIBRES de contar la verdad y hablar sin trabas, algo que ustedes no pueden hacer, tal vez en OnCuba los dejan jugar un poco con la cadena del mono aunque no por mucho tiempo, porque el próximo desgobernante, elegido dedocráticamente, ya prometió cerrarla, incluso antes de arrellenarse en la poltrona.

      Que futuro tiene alguien como periodista no oficial en Cuba? Por favor, todo el que nació y se crió allá sabe la respuesta: Hacerlo -o atreverse- conlleva una serie de pasos, cada uno mas trágico y peligroso para la salud personal y familiar. Todo comienza con la expulsión inmediata e imposibilidad de laborar en ningun otro Medio, invalidación de títulos y la infaltable visita del Instructor a tu casa, con amenazas directas hacia tu familia y persona. Si eres testarudo, seguiran con tus amigos y conocidos, comenzaran los rumores sobre tu quehacer «contrarrevolucionario», trabas para que tus hijos entren a la Universidad y si todavia insistes en mostrar una realidad distinta a la permitida, esa que todos ven pero no es permitida contar en la Isla pues… Bienvenido al club de los Periodistas Independientes y al sambenito que ello implica: Nada podras publicar dentro del Caiman porque simplemente está prohibido, si ya tenias libros, desapareceran ipso facto de las estanterias y literalmente seras borrado los escritores permitidos, el DSE organizará metódicamente actos de repudio contra tu persona, espera golpizas, robos y detenciones arbitrarias por parte de la Policia robolucionaria y chivatientes haciendo turnos de 7×24 para vigilarte. Si eres periodista oficial sabes a que me refiero porque ya formas parte en uno de esos eslabones cuando te prestas por mandato o convicción a publicar planfletos donde se colman de epítetos y calumnias a quienes no comulgan con el castrismo, justo como hiciste en tu párrafo.

      Dime, periodista oficial, puedes escribir con libertad? Tocar puertas de funcionarios? Pedir pruebas concretas de por qué Fulano es «mercenario» o «agente de la CIA»? Podrias entrevistar a ese Fulano y escuchar su versión? Publicar esa entrevista?? Si quieres «combatientes» que aun siguen allá, ahi tienes a Yoany Sanchez y su marido en 14yMedio, con todo lo que les ha implicado esa senda desde el punto de vista personal. De que lucha hablas, y con qué moral puedes acusar al autor de facilista, si tú eres un paniaguado del Sistema, uno de los troncos podridos que sostiene a ese barco que lleva casi 60 años haciendo aguas. Si hay un facilista aqui, eres tú, porque callas esas verdades cotidianas, para nada dignas ni compatibles con algo que se autodenomina Revolución.

      Estas escribiendo aqui, ergo, ya te cogieron para eso, o dime, gastarias un solo centavo de CUC, salido de TU bolsillo, para defender la robolución, al sol y conectado en una WiFi estatal, suponiendo que sitios como este no estuvieran absolutamente bloqueados dentro de Cuba?. Es algo patético del régimen, no confía en su propio Pueblo, ese mismo que, ellos juran, apoya incondicionalmente la robolución. Oh no, tienen que buscar agenticos y otros «confiables» para que defiendan su adefesio, no por iniciativa ni cabeza propia sino con las palabras y métodos que ellos ordenan. Tal vez no sea un ejército per se pero la legión mas numerosa de troles existe y está mayormente en la UCI, es un secreto a voces, o tu Instructor no te dijo?

      Si no fuera porque no te conozco, diría que chorreas envidia. Simple y llanamente, el promedio de ellos escribe mas y mejor que todos los oficialistas juntos. Los independientes no tienen mas lectores porque el bloqueo de ustedes hacia todo lo que huela a verdad no lo permiten. Bodrios escriben los oficialistas, ese universo fantasioso de planes y metas sobrecumplidos que solo creen ustedes o sus emisarios. La gente no es pendeja y sabe que la realidad que ustedes pintan hace décadas no cuadra ni encaja con la vida real del cubano de a pie. Trata de hacer periodismo DE VERDAD, y sé que estoy pidiendo mucho, porque el Ad Hominen es un truco sucio, ruin y gastado del castrismo.

    • Yo también soy otro Cirbercombatiente.
      A estas alturas con todo lo que se sabe (les aconsejo ver la película de Snowden) sobre el espacio digital, no creo que «Habraham» muchos por ahí que den crédito a este estornudo de este Abraham. Si Cuba tiene ese ejército al que se refiere este señor, dónde está el problema? Este país tiene el derecho a defenderse de los caza ratas y de las ratas que en Cuba han descubierto como chuparle la teta a la vaca y están viviendo del cuento de una supuesta libertad de prensa que no existe ni en el sueño de sus pagadores.

      • Nada que ver una cosa con la otra.

        Todas las potencias llevan décadas recolectando información de sus ciudadanos -a veces lícitamente, otras no- y estamos de acuerdo que era un secreto a voces, confirmado cuando Snowden, para el caso particular de EUA, publicó sus datos.

        La diferencia radica en el por qué y los fines de cada uno. Después del 11/9 muchos paises, no solo EU, redoblaron sus esfuerzos en el espionaje para detectar a tiempo estos ataques, a sabiendas que los terroristas, todavia hoy, usan medios comunes como las Redes Sociales y correos para organizarlos. Todo sea en nombre de la seguridad, cierto? Excepto cuando el Estado se extralimita y procede a recopilar infinidad de datos, mas alla de lo necesario, lesionando la privacidad de muchisimos ciudadanos. Esto fue lo que escandalizó a Snowden, y partiendo de ese punto estoy de acuerdo con lo que hizo. Observa que en esos paises Ud puede despotricar del presidente o los políticos sin consecuencias.

        Ahora regresemos a nuestro maltratado archipiélago, donde una casta de mafiosos, dizque socialistas, mantiene a sangre y fuego una dictadura horrible en contra de su población. Ellos saben que eso nunca ha funcionado y que en términos prácticos no tiene arreglo ni solución a menos que hagan cambios… que de una forma u otra los alejarían del poder y potencialmente podrian hasta sentarlos en el banquillo a responder por el daño que hicieron en los ultimos 60 años. Medios y periodistas oficiales tienen terminantemente prohibido hacer eco o publicar cualquier cosa que mancille la imagen de la robolución, o sea, casi todo el acontecer nacional, que ronda sobre la falta de libertades, opciones, escases, pobreza y el largo etcétera que ustedes muy bien conocen. Que hacer? Pues reprimir, y sobre todo, tratar de silenciar a toda costa a quien(es) se atrevan a contar la verdad, que nunca guardó conexión con los discursos triunfantes donde todo se sobrecumple.

        Y aquí es donde entran ustedes: La avanzada, la guerrilla cibernética, los patriotas que luchan a teclado partido por la robolución… o eso les hacen creer. Como no pueden patearlos en vivo y en directo como es habitual proceden a ensuciar sus nombres, desperdigar rumores y mentiras. La orientación de ustedes es una sola y bien clara: Atacar y destruir al mensajero. Si, porque no tienen, absolutamente, ningun argumento sólido ni valedero para defender el desastre comunistoide en nuestro pais. Tanto te formatearon los sesos que de verdad crees que el periodismo independiente, y hasta recibir un salario por ello, es «malo» y cosa de «mercenarios». Tu ignorancia, tu ceguera, tan grandes, que ingenuamente -tal vez hasta con buena fé- todavia crees estar defendiendo a «Cuba» cuando en realidad eres otro engranaje, sucio y desechable, en la maquinaria de represión castrista. No ayudas a nuestro país; eres un instrumento de ellos para mantener el status quo, o sea, la dictadura. Como no has puesto siquiera los pies en un país democrático y das por sentado a rajatabla el discursito robolucionario, te dejo de tarea investigar la diferencia entre Lineas Editoriales y Libertad de Prensa.

      • bueno Justo, no existe la libertad de prensa, pero existen «grados de libertad», lo que sucede es que en cuba el grado es 0 y fuera el grado oscila entre 98 y 99 por ciento. asi de facil.

  3. Cibercombatiente apurate que sacaron picadillo de huevo de toro y vino la papa tambien dale apurate y por la noche guardia del CDR chivaton de tendedera.

  4. Es difícil creer que el tal Cibercombatiente sea un periodista o comunicador formado en una universidad cubana o de algún otro lugar. Si así fuera, que publique su nombre para conocernos. Si los argumentos con los que defienden sus ideas son la ofensa, las expresiones homofóbicas, la violencia verbal, qué pena me da con ustedes, porque lo único que los sostiene es el monopolio de utilizar la violencia, no las ideas. Ideas, principios? Cuáles? Los que se exponen en ese comentario?

  5. Buen artículo. Me acordé del Ciber-Postalita Iroel Sánchez y su Pupila (perdónalo Villena, no sabe lo que hace) un sitio hecho a todas luces para sostener las ideas más decadentes y descascaradas de la ¿izquierda? Se debe sentir como pez (manatí es más apropiado) en el agua, porque sólo un aneurisma como él servía para un trabajo tan deprimente. Ojalá nunca se enteren que sus propios jefes, viven exactamente de la manera y con los medios que ellos critican cada día. Lo peor de todo es que estos trolles, como nunca revelan su identidad, tienen la ventaja de que cuando se vire la tortilla se van a cambiar de bando de la noche a la mañana y nunca se sabrá quiénes eran la mayoría de ellos. Así de vomitiva es esta ciber realidad.

    • ese lo que esta luchando es viajar constantemente por todo el mundo, pagado por el bobo liborio cubano y diseminar la boberia de mentiras que vende a los 4 gatos que reune en sus tertulias adormecedoras.

  6. Una Revolución vale lo que sabe defenderse. Leer lo que ha publicado Wikileaks sobre como la CIA, el FBI y un montón de agencias más, espian a todo el mundo.
    Y leer de paso, como unos cuantos «periodistas» manipularon, PAGADOS por el US Government, el juicio contra los 5 cubanos en Miami. Ah, y también leer lo que dicen los propios diplomáticos yanquis sobre los «líderes opositores» cubanos..tan mercenarios como los de la 2506.
    Entonces, con que carajo de moral hablan ?

    • con la moral de que lo que se defiende no es una revolucion, ni un socialismo, sino la maniobra constante de una familia de mantenerse en el poder a como de lugar. Y el juicio fue por espionaje a otra nacion, bien probado y argumentado, les hicieron el juicio en Miami?? donde los odiaban a muerte? si, eso ya es jodedera de los americanos que se orinaban de la risa con los metodos arcaicos usados por los espias.

  7. Casi nunca leo un texto completo. Los leo por arriba, me aburro y cambio de artículo (casi siempre de otro medio). Por favor !!comunicación hipermedial!!!, un poco de audio o video no vendría mal o al menos un texto que se lea más rápido. Mejoren su estrategia en las redes sociales (de nuevo, un video no viene mal). Solo son mis pequeños consejos…

  8. Solo pude leer dos parrafos y de verdad es repulsivo , que manera de escribir tonterias y cosas sin sentido, siempre tienen «fuentes anonimas» , Rodriguez que poe supuesto , no son Rodriguez y mil pamplinas mas , sigan asi , que van bien.

    • nana, no hacen falta las fuentes «anonimas» si usted vive en cuba y no reside en Siboney (donde el consejo de estado le llena su nevera todas las semanas y usted no sabe lo que es una libreta de racionamiento) pues entonces de sobra sabe usted que la calle ha estado dificil desde 1959 y bien lo dijo el timonel en aquel discurso donde pronuncio «…quizas de ahora en adelante las cosas sean mas dificiles…» porque EL si sabia bien lo que haria y las causas que tales hechos traerian para el pueblo de cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Todos los campos son obligatorios.